EL PRODIGIO (Arcano Menor Nº 26 - TAROT EGIPCIO)

Este plano tiene un fondo de color amarillo (Energía, claridad, vida, luz). A la izquierda está la letra hebrea Hai y que tiene su correspondencia con la letra latina X.

En el centro y en la parte superior, el símbolo de la placenta (El orígen, el principio de la vida, el comienzo, el nacimiento, el alimento, el fruto, la fecundidad, la capacidad de regeneración y el renacimiento a una nueva vida)
Debajo la diosa Isis: la gran maga, la reina del más allá y la diosa de la estrella.
En su cabeza lleva tres flores de Loto.
El número 3: Inspiración, ideación, creación, producción, fructificación, realización, optimismo.
Flor de Loto: La creación, la revelación espiritual y el renacimiento.
En el centro hay un hombre con sus brazos extendidos, como en señal de plegaria. Mira hacia su derecha, es decir hacia el pasado. y su vestimenta termina en una punta aguda, representación de que algo está por ocurrir.
Aquí también aparece las flores de Loto a cada lado del personaje.
Encontramos algunos colores que se destacan:
El color rosa (El amor de Dios. El amor revelado), el color verde (Fecundidad y poder de procreación), el color azul (Ilusión. La profundidad del mundo inmaterial, la vida interior, el infinito, la verdad eterna e inmortal), el color anaranjado (energía, alegría, felicidad, atracción, creatividad) y el color amarillo (Energía, claridad, vida, luz)

Debajo del hombre y mirando hacia el futuro está el dios Sobek: Se le creía emergido de las aguas del caos en la creación del mundo, de carácter beneficioso, creador del Nilo. Dios de la fertilidad, de la vegetación y de la vida.
A la izquierda está el planeta Saturno: Está asociado con los principios de limitación, las restricciones, los límites, la práctica y la realidad, la cristalización y las estructuras. Saturno rige la ambición, la carrera, la autoridad y jerarquía, y conforme las estructuras sociales. Se trata del sentido de una persona de servicio, disciplina y responsabilidad, y su resistencia física y emocional durante las dificultades. Saturno también es considerado para representar a la parte de una persona afectada con la planificación a largo plazo. Se dice que marca los acontecimientos importantes en la vida de cada persona.

Del lado derecho y en primer término, la letra latina X (correspondencia con la letra hebrea Hai): Es la letra del aliento vital, de la comunicación a través de los cinco sentidos, del dominio de los cuatro elementos (aire, fuego, agua, tierra), de la protección contra las dificultades, del centro de gravedad de todas las cosas, del instante presente.
Hai representa la plegaria de un ser humano, con los brazos elevados hacia el cielo en actitud de adoración, expresando la alegría y también el desarraigo. También puede ser interpretado como un grito de triunfo que manifiesta una liberación o un cambio de estado natural. Los tres trazos de Hai indican la marca del mundo a venir y simbolizan los tres modos que tiene el alma para manifestarse: el pensamiento, la palabra y la acción.

Finalmente, el número 8, resultante de la reducción a un dígito del número 26: Signo del poder, la habilidad ejecutiva, la gestión, poder material y una tendencia al sacrificio pero también a no tener escrúpulos. Habilidades políticas, experto en manejar el poder y la autoridad, trabajan por causas y por alcanzar el reconocimiento, capacidad de decisión y mando.
Fortaleza interior. Transformación interna que transmuta lo negativo en positivo.
Simboliza la autosuficiencia, el éxito material y la firmeza de planteamientos. Son autoexigentes, ambiciosos y hábiles para alcanzar logros materiales tales como negocios, empresas, ganancias de todo tipo.

En el lado negativo: son workaholic, excesivamente ambiciosos, carentes de instintos humanitarios, pueden gestionar mal el dinero, reprimir a subordinados, impacientarse con la gente en general, tendencia al estrés y al materialismo.
El Prodigio en el acto de consumarse. Simboliza la virtud humana de crear lo sorprendente y buscar las maravillas.
Está asociado al planeta Saturno, la letra X y el número 8. Representa la acción del tiempo como justicia y poder de manifestación.

"Fue tiempo de romper y el tiempo de coser; tiempo fue de hablar y es tiempo de callar"
Como indica su nombre, El Prodigio representa todo aquello que parece maravilloso, sorpresivo, milagroso.
Creaciones que asombran, manifestación de hechos sorprendentes...
Éxitos y logros que parecen conseguidos de manera inesperada, casi "mágicamente". Sucesos favorables que ocurren como por milagro.

Sin embargo estas cosas no son cuestión de magia ni de azar. Se trata en realidad de la mente creativa, porque allí es donde se gestan los verdaderos milagros. Es lo que el pensamiento vino forjando desde tiempo atrás y que encuentra su momento justo para manifestarse en lo concreto. La convicción y el deseo profundo y sincero es lo que crea nuestra realidad.

Estas concreciones pueden manifestarse en cualquier momento, inesperadamente. Esto es así porque es en el instante en que nuestros pensamientos, nuestra convicción y deseos se alinean exactamente con las fuerzas desconocidas del universo, que aporta todo su potencial para que se haga realidad lo soñado...
Todo esto también es válido respecto a los temas de salud, produciéndose esas sanaciones que parecen increíbles o imposibles. Las sanaciones milagrosas que hasta asombra a los médicos pues no son mensurables o posibles de explicar científicamente...

Esta carta también nos deja una advertencia. Así como la mente puede crear realidades que deseamos y hacer que se manifiesten como milagros, también puede crear todo lo contrario. Si nuestros pensamientos son negativos o pesimistas, con seguridad El Prodigio será inverso. Se manifestará negativamente.
Por eso es tan importante ser capaces de controlar y gobernar nuestros pensamientos pues lo que pensemos y deseemos, se concretará en algún momento de nuestra vida...
.........................................

NOTA: Las definiciones de CONCEPTO, ATRIBUTO Y AXIOMA fueron tomados del libro La Cabala de Predicción de J. Iglesias Janeiro


No hay comentarios:

Publicar un comentario