Conocer para prevenir y mejorar...

Según mi experiencia y lo que pude leer aquí y allá, los pronósticos que se pueden extraer de una tirada de cartas de Tarot (como creo que sucede igual con cualquier otro tipo de sistemas adivinatorios) no son inconmovibles. Es decir, tanto si lo que se pueda ver en una tirada sea algo positivo o no, puede ser cambiado por el consultante actuando en consecuencia.

Si lo pensamos bien, es algo evidente.

¿Para qué queremos predecir el futuro? Supongo que todos pensaremos y podemos ponernos de acuerdo en que básicamente es para prevenirnos, para ser concientes de lo que nos espera y, en definitiva, para actuar en consecuencia.

No estoy queriendo decir que el Tarot es falible. Yo creo que no, que siempre nos dice verdad. Depende simplemente de quién hace la lectura y cómo interpreta lo que las cartas dicen o predicen. Pero no es menos cierto que siempre existen factores (fortuitos o buscados) que pueden hacer variar dicha predicción.
La misma ciencia tiene por cierto el llamado "principio de incertidumbre" por el cual se llega a un punto en que no tiene el control absoluto de lo que puede suceder con una partícula determinada. De allí en más, debemos ser concientes de que siempre es posible que algo que no pudimos prever puede suceder.
Pero digamos que esto, en el caso del Tarot, si bien es posible, es marginal y raramente justificaría una predicción fallida.

Y aquí vuelvo al comienzo, que es el nudo de lo que quería decir...

Suelo decirle siempre al consultante que, sea lo que fuere que diga el Tarot, debe tener en cuenta que lo que las cartas predicen es considerando un punto de partida determinado (el preciso momento de la tirada) y una evolución hacia el futuro que se producirá SI LA ACTITUD DE LA PERSONA ES LA MISMA QUE HOY. O sea, la tirada del Tarot indica el desarrollo de la situación si todo continúa como hasta hoy, si la inercia persiste (y hablo básicamente de la actitud del consultante frente a los hechos y las circunstancias).

Porque el sentido de conocer lo que puede suceder NO es para sentarnos a esperar que eso se concrete (si es negativo), sino para intentar modificarlo a nuestro favor. Porque creo firmemente en que este es el principal beneficio de conocer el futuro es que suelo realizar una segunda tirada preguntando qué es lo que conviene que el consultante haga para arribar a determinado fin. Suele ser la Tirada del Siguiente Paso (que siempre me ha dado satisfacciones) u otra que aún no he publicado aquí todavía (lo que pronto haré)

Por todo esto les sugiero humildemente que adviertan a sus consultantes sobre el poder o la posibilidad que ellos tienen de modificar lo que se supone que el futuro les depara. Creo que eso, además de considerarlo verdadero, actuará como un alivio para la persona que viene a consultar pues suelen acudir a un/a tarotista generalmente con una cierta cuota de ansiedad y hasta de miedo, según lo que deseen saber.


No hay comentarios:

Publicar un comentario