PEREGRINAJE (Arcano Menor Nº 56 - TAROT EGIPCIO)

El fondo de este plano es de color verde (naturaleza, armonía, crecimiento, exuberancia, fertilidad, frescura, estabilidad, resistencia)

En la parte central y superior, el símbolo de las arenas del desierto (Imagen de los recuerdos del pasado como alque que fue pero que ya no es, de lo que es temporal y de lo fugaz del momento presente)

El símbolo que aparece abajo representa las evolucines del Sol y de la Tierra produciendo el efecto de muerte y renacimiento con sus ocasos y el amaneceres.
La figura central representa a un hombre "en camino", sin dudar y con decisión.
Lleva puesta la diadema con una cobra (Encarna los opuestos, la dualidad de la existencia humana. Por un lado simbolizan las fuerzas del Caos, la traición a las leyes divinas y el sufrimiento que esto conlleva. Por otro lado es benéfica y protectora al representar la astucia y la cautela, la sabiduría y el conocimiento, el poder, la fertilidad, el Sol, la resurrección a una nueva vida y la eternidad)

Su cabello y vestimenta son de color azul marino (conocimiento, lo mental, integridad, poder, seriedad, concentración, estudio, asimilación, aprendizaje)
También lleva puesta una piel de felino (Símbolo de la experiencia y de la necesidad de cambiar de piel abandonando todo cuanto hay de primitivo y limitante en la naturaleza humana, de la necesidad de sublimar los instintos y las pasiones primarias con el fin de evolucionar espiritualmente)

Detrás lleva también un abanico (Símbolo de la respiración y por lo tanto, de la vida. Transmite el mensaje simbólico: "El aliento de la vida está contigo") de color anaranjado (energía, alegría, felicidad, atracción, creatividad)

Debajo de él, el símbolo de una vasija invertida (Señala pérdidas y separaciones más el sufrimiento que conllevan los procesos dolorosos)
A un lado del número 56, el símbolo de la Luna: Rige el YO perceptivo, el YO intuitivo, el aspecto irracional, el mundo emocional y las reacciones anímicas.
Se vincula al alma, con la memoria subconciente y las percepciones extrasensoriales.
Otorga fe en el destino. Sensibilidad.
Está ligada de forma muy íntima con los cambios y los ciclos naturales y propios de la existencia. Con las oscilaciones, especialmente anímicas...


Del lado derecho, la letra latina B que en este caso está emparentada con la letra hebrea Ayin: Es la evidencia, la revelación, el paso de lo invisible a lo visible. Simboliza la percepción directa y sin intermediarios de la realidad. Simboliza lo que llena vacio interior y el poder que nos permite de salir de los caminos trillados. Ella simboliza el principio de una revuelta individual y de la destrucción por antagonismo. Por extensión, esta letra representa la personalidad y la aparición  de ciertas manifestaciones interiores en el mundo material y limitado.  Asi, ayin puede significar a veces apariencias equivocadas del pasaje de lo invisible a lo visible.

Reduciendo el número 56 a la unidad, se obtiene el número 2: Representa simbólicamente la empatía, la cooperación, la adaptabilidad, la consideración hacia los demás y supersensibilidad hacia las necesidades de los demás. Es símbolo del equilibrio, la unión y la receptividad.
El Peregrinaje como acto de purificación interior.
Simboliza la virtud humana de la aflicción.
Está asociado a la Luna, a la letra B y al número 2...
Representa el principio de la propia redención.
"Anima y conforta al atribulado y sostente animoso en tus tribulaciones"
El Peregrinaje representa el viaje (real o simbólico) que en determinadas circunstancias o llegado a un punto específico en la vida de un individuo, se hace imprescindible emprender para dejar atrás situaciones dolorosas. El desconsuelo que lo impulsa a buscar su propia salvación tomando nuevos caminos que lo alejen del dolor.
Un ciclo se ha cerrado o es necesario cerrar, aún cuando esta partida (o cambios profundos) resulten en pérdidas y separaciones, con el sufrimiento que eso siempre conlleva. 
El Peregrinaje es recuperar el aliento para retomar el camino del crecimiento espiritual y personal...
Teniendo todo esto en cuenta y sus posible derivaciones, El Peregrinaje predice:
Problemas y sufrimientos que terminan.
Cambios que terminan siendo positivos y satisfactorios.
Viaje corto.
Persona que suele viajar con frecuencia.
Búsqueda de uno mismo, de objetivos e ideales.
Momentos de preocupación antes de alcanzar el éxito, pero que se sobrellevan con optimismo.
Peligros y obstáculos que se sabrán sortear y superar.
Consecución de bienes materiales gracias al esfuerzo personal.
Larga etapa de introversión y soltería.
Purificación y evolución personal...
.........................................

NOTA: Las definiciones de CONCEPTO, ATRIBUTO Y AXIOMA fueron tomados del libro La Cabala de Predicción de J. Iglesias Janeiro


No hay comentarios:

Publicar un comentario