EL MAGO (Arcano Mayor Nº 1 - TAROT EGIPCIO)


En el extremo superior izquierdo de la carta aparece un Halcón. Para los egipcios, el Halcón aportaba luz y claridad. Simbolizó la victoria del bien sobre el mal, por lo que ayudaba al hombre a elevarse y regenerarse.
En el centro del Plano Espiritual están los Ojos de Horus, símbolo de la claridad que encuentra una salida a los conflictos. Permite ver el futuro.

El símbolo que se encuentra entre ambos ojos no lo puedo reconocer. Sin embargo me remite al "tercer ojo" (también conocido como el "ojo interno"). Hace referencia a un ojo invisible o vórtice energético y etérico que proporcionaría una percepción más allá de lo que se podría percibir con la vista ordinaria.

El fondo sobre el que resalta toda la simbología anterior es de color rosado. Este color representa el amor de Dios, el amor revelado.
El personaje de la figura principal se trata de Osiris, el dios que representa el sol en su nacimiento cada nuevo día. En su frente tiene una serpiente, una cobra. Para los egipcios la cobra era benéfica y protectora al representar la astucia y la cautela, la sabiduría y el conocimiento, el poder, la fertilidad, el Sol, la resurrección a una nueva vida y la eternidad.

La parte baja de su vestimenta es de color verde, símbolo de la fertilidad y del poder de procreación. Además termina en punta. Siempre que los egipcios representaban así la vestimenta era símbolo de que algo estaba por iniciarse.

Su mano derecha señala hacia abajo y la derecha, sosteniendo un cetro, señala hacia arriba. Esto recuerda el axioma del místico egipcio Hermes Trismegisto, "como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba". También es conocido que Cristo aparece en algunas oportunidades haciendo exactamente el mismo gesto. Afirmaba Trismegisto que este principio se presenta en los tres grandes Planos: el Plano Espiritual, el Plano Mental y el Plano Físico. Este axioma se condice con lo que afirman muchas religiones, incluyendo la católica, de que somos parte de dios (o del universo, de la conciencia universal o como cada uno lo interprete). Si somos parte del Todo, tenemos las mismas cualidades del Todo. Por lo tanto tenemos todas las posibilidades y potencialidades "divinas", hasta inclusive la de obrar milagros.

Como vimos, en su mano izquierda sostiene un cetro, que en este caso sería el equivalente a los bastos del Tarot de Marsella. Como cetro, representa el poder material y también el espiritual. Como "basto" representa al elemento Fuego (la voluntad, la energía, la pasión, el poder). Finalmente, Osiris parece avanzar hacia la derecha de la carta, es decir hacia el futuro.

Sobre la mesa hay un cántaro, simbolizando el elemento Agua (las emociones y sentimientos) que el cántaro es capaz de contener. También este mago tiene una espada (elemento Aire: la mente, los pensamientos, la palabra) y una moneda de oro (elemento Tierra: lo material, lo concreto).

Finalmente vemos que debajo de la mesa hay un Ibis, un ave migratoria venerada en Egipto pues se la consideraba la encarnación de Dyehuty, dios creador de todas las palabras, de la escritura, del lenguaje articulado, de los jeroglíficos y las bibliotecas. Era el patrón de los escribas, el señor de los discursos convincentes, de las palabras divinas y el ser superior que manejaba los conceptos. Fue, asimismo, el inventor de la lira, la divinidad de la música, de los inventores, las matemáticas, la astronomía, de todas las ciencias y artes creativas; también de la astucia, la sabiduría y el conocimiento, de los conjuros, los hechizos y la magia en general.
En este plano hay un solo símbolo y el fondo azul representa al río Nilo (fertilidad, fuente de vida y purificación).

El símbolo mencionado puede interpretarse como la Piedra Angular (la primera piedra sobre la que se apoyará la futura construcción) o como un Cubo (símbolo de estabilidad, de perfección, de dominio sobre lo material)
El Sol en el signo Leo: Exteriorización, voluntad, vitalidad, ambición, autoridad, organización, altivez y nobleza, franqueza, sinceridad, fidelidad, confianza y magnanimidad.

A la derecha está la letra hebrea Aleph (o Alef), que tendría su correlato en la letra A de nuestro alfabeto...
Simboliza el principio, el comienzo. La continuidad, la equidad, la estabilidad.
Es la potencia de la energía primaria, el orígen de todo, sin principio ni fin. Es el nexo entre los mundos superior e inferior, entre la tierra y el cielo, entre el mundo y el cosmos...

Por último, aparece el número 1: Representa el concepto de unidad y de individualidad, la divinidad que contiene todo y de donde todo proviene. A partir de él surge el movimiento del cual aparece el universo.
Las personas cuyo número es el 1 poseen creatividad, independencia, originalidad, sentido del YO y autosuficiencia. Son de naturaleza individualista y agresiva. Iniciadores de acciones, espíritu pionero, coraje, extraordinaria voluntad y determinación. Son aquellos con capacidades y habilidades para el mando, de liderazgo. Ambiciosos y dispuestos a asumir riesgos para llegar a la cima. Están llamados a destacarse en el trabajo y los negocios.
Es El Mago en el momento de crear y representa la unidad, el principio de las cosas, el mundo en su manifestación. El fundamento, la razón de todos los actos. El hombre como unidad viviente completa en sí misma.
En el Plano Espiritual es la síntesis del todo, la iniciación en los misterios y el poder para descifrarlos y servirse de ellos.

En el Plano Mental representa el poder volitivo, el de la transmutación y el de la coordinación. Da aptitud para proponer, considerar y resolver los problemas, despertar y dominar las pasiones.

En el Plano Físico propende a la organización de los elementos naturales y al dominio de las fuerzas en movimiento, dando aptitud para adquirir y disponer, crear, modelar y aplicar.
"Sé en tus obras como eres en tus pensamientos"

 
El Mago nos habla de:

Voluntad. Seguridad y confianza en uno mismo. Fuerza y energía para iniciar proyectos y perseguir metas. Superación de los obstáculos. Objetivos concretados a fuerza de voluntad, perseverancia y habilidad.
Positivo inicio de una relación amorosa o un recomienzo muy rico y positivo de la pareja.
Nuevas amistades valiosas y leales. Nuevas relaciones sociales.
Nuevas oportunidades laborales muy interesantes. Ascenso laboral. Puestos de mayor responsabilidad.
Nuevos negocios o inversiones provechosas.
Buena salud...

Viendo ahora la posibilidad de su lado negativo, considerando lo que antes había hablado acerca de la dualidad, podríamos decir (teniendo en cuenta lo que nos dicen los costados negativos del Sol, del signo Leo y del número 1, que:

Podemos hablar de un orgullo excesivo, pedantería y soberbia. Puede indicar también ansias desmedidas de poder y hasta autoritarismo. Agresividad.
En las relaciones de pareja pueden presentarse discusiones por un sentimiento de superioridad. Relaciones destructivas. Amor no correspondido.
Amistades falsas o envidiosas.
En lo laboral y económico, estancamiento, despido del trabajo. Privaciones.
Angustias y depresión en lo anímico.

Si este Arcano representara a una persona, se trataría de un hombre seguro de sí mismo, con una fuerte personalidad, de mente creativa y de gran voluntad y perseverancia. Capaz de resolver los problemas, superar obstáculos y con dominio de las circunstancias que se le presenten.

.........................................

NOTA: Las definiciones de CONCEPTO, ATRIBUTO Y AXIOMA fueron tomados del libro La Cabala de Predicción de J. Iglesias Janeiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario